1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (1 Vote)

                                                           Teatro de Las Estaciones

 

                                                                     Teatro de Las Estaciones

Teatro de Las Estaciones. Fundado en 1994, en Matanzas, es una agrupación titiritera que se mantiene a la vanguardia del movimiento de teatro de figuras en la Isla. Su trabajo se caracteriza por el rescate de la dramaturgia titiritera universal y nacional.

Surgimiento

Germinó gracias al apoyo de la dirección del histórico Teatro Sauto y el Consejo Provincial de Artes Escénicas de Matanzas, liderado por Mercedes Fernández. A esos tiempos de iniciación pertenecen los macro espectáculos ¡Viva el verano!, Canción de otoño, El cuento de invierno y ¡Buenos días primavera!, realizados entre 1994 y 1995.

El principal interés era implicar a maestros del arte de la coreografía, la música, la literatura, el circo y los títeres.

A partir de 1996, el grupo ganaba visibilidad y reconocimiento en cuanto evento, festival o concurso se sucedía en el país. Lo que le pasó a Liborio, Un gato con botas y La niña que riega la albahaca, fueron producciones pensadas desde aspiraciones transparentes, reverenciando a autores literarios como el francés Charles Perrault, el santiaguero Emilio Bacardí o el inefable Lorca.

El guiñol de los Matamoros, El sueño de Pelusín, y El gorro color de cielo, obras surgidas entre 1998 y el año 2000, fueron puestas que ayudaron a indagar en los senderos de la música, la cultura popular tradicional, de maestros de la caricatura como el cardenense Conrado Massaguer, o el ícono titiritero que constituye desde 1956 el Pelusín del Monte de Dora Alonso, Marta Falcón y Pepe Camejo.

El nexo con los demás grupos teatrales para niños o para adultos y con instituciones culturales afines a nuestro perfil de trabajo, fue también imprescindible para llenar la casa de ventanas y ampliar sus puertas de entrada.

Descripción

El grupo trabaja en la producción de materiales audiovisuales y teóricos, exposiciones y talleres sobre el maravilloso arte de los muñecos.

Ha obtenido los premios más importantes del género en festivales y concursos del país. Se ha presentado en los festivales internacionales de títeres de España, Francia, México, Italia, Venezuela, Costa Rica, República Dominicana, Dinamarca y los Estados Unidos.

" ...Quién ha visto equipo de trabajo más unido en la actualidad que el conformado por Fara Madrigal, Migdalia Seguí, Freddy Maragoto y el propio Rubén? ¿Cómo suponer que puede mantenerse límpida una iconografía de diseño, un trazado de líneas, colores y contrastes tan coherente como el de Zenén, sin que caiga en la repetición? Únicamente con el trabajo en la obra concreta que no descarta el valor de cierta poeticidad integral, relegada por muchos... Teatro de Las Estaciones, al mostrarme cualquiera de los quince espectáculos que del grupo conozco (...) me enseña tanto como el mejor Carlos Díaz de un ensayo de La gaviota o la lectura quieta de un fragmento de La isla en peso."

Abel González Melo

Integrantes

  • Actores:
    • Fara Madrigal
    • Migdalia Seguí
    • Freddy Maragotto
    • Iván García
    • Aniel Horta
    • Yaitma González

De el director

Rubén Darío Salazar fundador y director artístico, actor, titiritero, investigador teatral y profesor de teatro. Dirige el Teatro de Las Estaciones desde su fundación en 1994. Licenciado en Artes Escénicas del Instituto Superior de Arte (ISA) de La Habana, y Profesor Auxiliar Adjunto del Diplomado de Teatro para Niños y de Títeres 1999-2006. Inicia su carrera profesional en 1987 en la Ciudad de Matanzas, como miembro del Teatro Papalote. Como aficionado, estuvo vinculado a la Radio, la Televisión y el Teatro en Santiago de Cuba desde los 9 años.

El director

"…tras seis años de no pertenecer como grupo a ninguna filiación oficial, trabajando por amor al arte y consumiendo nuestro tiempo libre en la dulce tarea de hacer teatro de títeres, en aquel momento escribí: Hacer un alto en la práctica arrolladora del teatro nos permitirá volver de manera dialéctica por los caminos de donde venimos. Para buscar referentes, inspiración y magisterio. Para romper los límites sin acudir a una experimentación vana y epatante. Escribí también sobre trabajar con vitalidad y sobre los riesgos característicos de este oficio o profesión. Invitamos –y lo hemos cumplido- a pintores, músicos, escritores, coreógrafos, poetas, arquitectos, realizadores de cine, video e investigadores para construir nuestra casa, una casa con mil ventanas cuya realización todavía no concluye. El día que casi concluya buscaremos agregarle un área nueva, un espacio infinito que torne siempre interminable la culminación de ese edificio llamado teatro. "

Rubén Darío Salazar

Fuentes: EcuRed

Pin It